Publicidad

Prueba del nuevo Skoda Citigo 2012, ¡vamos a la ciudad!

Skoda ha presentado recientemente el Citigo, su oferta para el sector de los utilitarios eminentemente urbanos. Hemos tenido la oportunidad de probar un Citigo en versión tres puertas por gentileza de Autos Safamar concesionario Skoda en Marbella.
A continuación os dejamos los detalles sobre este utilitario y las impresiones que hemos tenido al volante.

Nuevo segmento, nueva imagen
El Citigo completa la gama Skoda en cuanto a utilitarios se refiere, además el Citigo presenta una nueva imagen en su frontal, con la parrilla más afilada y el escudo de la marca en el capó. Esta imagen se irá extendiendo al resto de la gama Skoda paulatinamente.

Compartiendo plataforma con el VolksWagen Up! y el Seat Mii, el Citigo representa una buena alternativa ligeramente más económica que sus “primos” a igualdad de equipamiento.

Versiones, equipamiento y motores
Inicialmente la gama Citigo está compuesta por dos carrocerías y tres niveles de equipamiento, con el motor de un litro de cilindrada y tres cilindros.
Podemos elegir entre tres y cinco puertas; y las versiones se denominan “Active”, “Ambition” y “Elegance”. El equipamiento básico en las tres versiones prima la seguridad, disponiendo de airbag frontales, de cabeza y torax, así como el control de estabilidad. El Citigo ha obtenido 5 estrellas en el test EuroNCAP.

El aire acondicionado o las llantas de aleación son de serie en los Ambition y Elegance, y entre el equipamiento opcional más destacable podemos encontrar el “City Safe Drive” capaz de anticiparse a una colisión frontal detectando el obstáculo y activando el freno de emergencia; o el sistema “Move & Fun” que integra ordenador de abordo, sistema de navegación, manos libres y sistema multimedia en un solo dispositivo que se sitúa sobre el salpicadero.
También están disponibles como opción la suspensión deportiva, el techo solar o el cambio ASG manual robotizado (similar a uno automático) de 5 velocidades entre otros.

En cuanto a motorizaciones, inicialmente el Citigo está disponible con el motor de tres cilindros con 60 o 75 CV de potencia. Skoda anuncia para fin de año una versión de gas natural y 68 CV de potencia, así como las versiones “GreenTech” que incorporaran el sistema de arranque/parada automático del motor en detenciones o neumáticos de baja resistencia a la rodadura, logrando unos consumos aún menores.

En cuanto a consumos y emisiones , Skoda comunica que partirán desde los 4,1 l / 100 km, y los 96 g/km según motorización, habiendo homologado un consumo combinado para la gama de 4.4 a 4,7 l/100 km. Y unas emisiones de CO2 de 103 a 108 g/km.

Tres metros y medio de amplitud
El Citigo mide 3,56 metros, de los que Skoda ha sabido aprovechar cada centímetro.
Como decíamos al principio, el Citigo comparte plataforma con el Up! Y el Mii, y aunque su parecido es innegable, se distingue de estos, lógicamente, por la nueva imagen de marca de su frontal, por sus paragolpes o por detalles de acabado, entre otros aspectos.

Lo primero que nos ha llamado la atención es el tamaño de sus puertas, grandes y con una apertura casi de noventa grados, facilitan mucho el acceso tanto a las plazas delanteras como a las traseras.
Lo mismo ocurre con su portón, con una trasera casi vertical, al abrirse deja un fácil acceso al maletero.

En el interior, sus asientos delanteros tienen el reposacabezas integrado y cierto aspecto deportivo. La calidad de sus acabados es a la que nos tiene acostumbrado el grupo VAG. Dispone de diversos huecos e incluso algunos accesorios para colocar el teléfono móvil o dispositivos multimedia.
En la guantera nos encontramos con lugares específicos para unas gafas o un bolígrafo y tiene unas dimensiones razonables.
En el maletero disponemos de ganchos para colgar bolsas, y su capacidad es algo mayor que otros competidores de este segmento. Nos ha llamado especialmente la atención su profundidad.

Tanto en su interior como en el maletero, la chapa vista es una constante y le da un toque de color (sobre todo en la unidad probada con su rojo intenso).
En general la sensación que nos ha transmitido es de haber sido diseñado de manera muy eficiente y de estar fabricado con materiales de calidad y durabilidad.

Al volante. Un pequeño gran ciudadano.
La unidad que hemos tenido la oportunidad de probar ha sido un Skoda Citigo Ambition 3 puertas 60 CV, que Safamar puso a nuestra disposición con apenas 10 kilómetros en su contador.
Lo primero que nos llama la atención al subirnos al Citigo es la sensación de espacio a pesar de su tamaño tan compacto, como ya hemos comentado anteriormente. Suficiente para cuatro adultos, incluso para los que ocupen los asientos traseros.

Es fácil encontrar una postura cómoda al volante, los asientos colaboran, y la disposición y calidad de los mandos es más que buena. Nos resultaran muy familiares si acostumbramos a conducir coches del grupo VAG.
Ajustamos espejos (los exteriores son eléctricos), asiento y nos disponemos a recorrer Marbella con nuestro Skoda.

El motor no transmite ruidos ni vibraciones (a diferencia de otros tricilíndricos) y mueve con soltura el coche. El cuadro cuenta con indicador de marcha óptima, que enseguida te pide subir a marchas largas. Nos llamó la atención la diferencia de tamaño entre el enorme velocímetro, y el pequeño cuentarrevoluciones (del mismo tamaño que el indicador de combustible).
La tercera velocidad nos resultó especialmente cómoda; el motor, con par suficiente para salir casi desde parado en esta marcha, permite al Citigo moverse casi como un automático.

A poco que se despeja el tráfico, o que entramos en una calle principal es fácil circular en quinta velocidad.
Destaca por su maniobrabilidad y su radio de giro, que es excelente. Muy fácil de encontrar hueco para aparcar, y con amplia visibilidad gracias a su superficie acristalada. A pesar de esto, su interior no es caluroso, y el aire acondicionado se muestra eficaz para mantener la temperatura del habitáculo más que agradable.
Nuestro recorrido discurrió sobre todo por entorno urbano, aunque también hicimos una breve incursión en autovía. El Citigo se desenvuelve con soltura también en vías rápidas, y no se mostró especialmente sensible al aire o durante el adelantamiento de vehículos pesados.
Skoda ha conseguido un buen compromiso en este pequeño, pero a la vez gran ciudadano.

Conclusiones
El Citigo cumple con su cometido. Es un coche diseñado para moverse con soltura por ciudad y que además permite circular por carretera o autovía con garantías.
Una buena opción dentro de un segmento en el que la oferta es cada vez más amplia, pero en la que al Skoda le será fácil destacar por ser un producto muy “redondo”.

Agradecimientos
Autos Safamar Concesionario Oficial Skoda
Poligono Industrial Incomar
C./ Juan de la Cierva 7
29600 Marbella
Tlf. 952 900 091

Web de Safamar Skoda: Pincha aquí

De interés
Web del Skoda Citigo: Pincha aquí
Galería fotográfica completa en www.rafa505.es y en Flickr

Tasa tu coche ahora . ¡Es gratis y sin compromisos!

Sobre RafaSanchez

Fotógrafo y redactor

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies