Publicidad

Decálogo para ahorrar en combustible, en visitas al taller e incluso en la ITV

En estos momentos estamos en la cuesta de Enero y como siempre esto hace que sea un mes complicado por los gastos acaecidos en las pasadas navidades, no obstante es evidente que el coche se posiciona de nuevo como un elemento fundamental para realizar de nuevo nuestros desplazamientos. Bajo este hecho Autocasión nos propone varias ideas para que el hecho de utilizar el coche tanto este mes como en los sucesivos se nos haga más liviano e incluso pueda verse reducido en costes el hecho de su utilización, para así poder llegar a ahorrar en combustible, en visitas al taller e incluso en la ITV.

Ford Focus RS 500

©MotorVSMotor

Os dejamos el decálogo.-

1.-Deja los nervios en casa. Conducir crispados nos hace ser más bruscos al volante, lo que dispara el consumo. La suavidad es clave.

2.-Sal de casa 10 minutos antes de lo que pensabas: más prisas significan una mayor demanda sobre el acelerador y un gasto de carburante más alto.

3.-Saca del maletero lo que no necesites y quita la baca cuando no la uses: el peso y la aerodinámica son fundamentales para ahorrar combustible.

4.-Mantén el coche en buen estado, con las presiones de los neumáticos adecuadas, el filtro del aire limpio y el aceite correcto. Descuidar estos aspectos puede disparar el consumo diario al doble.

5.-¿Has pensado apostar por un sistema que permita que tu coche funcione con GLP? Su instalación supone entre 1.000 y 2.000 euros, pero cada litro de este carburante cuesta aproximadamente la mitad que el de gasolina.

6.-Apunta todos los detalles de ese ruidito que oyes en tu vehículo o de los tirones que da: ¿es en frío o en caliente, cuando el coche gira a la izquierda o a la derecha, al frenar o al acelerar, se trata de un golpe seco o un zumbido? Esto facilitarán la labor del mecánico y, cuanto menos tiempo dedique a detectar el problema, menos horas de mano de obra pagarás.

7.-Si sabes comprar en un desguace, puedes ahorrar bastante dinero. Lo más rentable es adquirir elementos pequeños de la carrocería, accesorios mecánicos o del interior, luces… Estas piezas suelen ser baratas y su montaje en el taller es sencillo, por lo que -de nuevo- el montante de la mano de obra en la factura no subirá mucho.

8.-Otra opción es montar estas piezas tú mismo. Si crees que necesitarás cierta ayuda o no tienes todas las herramientas, puedes alquilar un box en algún centro de bricolaje del automóvil, donde también podrás realizar tareas básicas de mantenimiento.

9.-Si vas a pasar la ITV, revisa previamente elementos como el alumbrado de tu vehículo, los intermitentes, el claxon, los limpiaparabrisas… Si están en mal estado, podrían suponer la acumulación de fallos leves, que te obligarán a realizar de nuevo la inspección (o te acarrearán una multa).

10.-Compartir coche es una opción que cada día gana más adeptos: los gastos se reducen de forma drástica.

Tasa tu coche ahora . ¡Es gratis y sin compromisos!

Sobre José González Mayoral

Redactor Jefe – en
MotorVSMotor

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies