Publicidad

Renault Twizy, un vehículo diferente. Toma de contacto y prueba

La semana pasada tuvimos la oportunidad de realizar el contacto con uno de los vehículos que componen la gama de eléctricos de Renault denominada Z.E. el Twizy.

El concesionario oficial Renault, Auto Talleres La Vega de Vélez Málaga, puso a nuestra disposición un “Twizy Color”, con el que realizamos un recorrido por esta localidad de la Axarquía, y al que hicimos la correspondiente sesión fotográfica.

La gama Z.E. (Zero Emissions) de Renault es la apuesta de la marca del rombo en el sector de los vehículos ecológicos, en la que también encontramos el Fluence Z.E., la Kangoo Z.E. y que en estos días recibe un nuevo modelo, el Zoe.

Dentro de esta gama, el más peculiar de los vehículos es el Twizy, ya que no se corresponde a la tipología de otro coche “normal” de la gama Renault.

Entre el scooter y el coche es donde nos encontramos al Twizy, tanto es así, que su versión básica (el 45), se puede conducir con permiso de ciclomotor. Es un cuadriciclo de motor y propulsión trasera, con dos asientos dispuestos longitudinalmente, parcialmente carrozado (sus puertas son opcionales) con un equipamiento básico que no olvida la seguridad (dispone de cinturón de cuatro puntos y airbag de conductor) y 100% eléctrico.

La gama Twizy la componen dos versiones y tres acabados.
La versión Twizy 45 con una velocidad limitada a 45 Km/h monta un motor eléctrico de 4kW (aprox. 5 CV) y como comentábamos anteriormente se puede conducir con permiso de ciclomotor.
La versión Twizy 80 monta un motor de 13 kW (aprox. 18 CV) y una velocidad máxima de 80 Km/h que le permite circular por autovías y autopistas según nuestra regulación de tráfico.
En cuanto a los acabados, disponemos de los denominados Urban, Color y Technic que suponen pequeñas variaciones estéticas, ya que el equipamiento fundamental es prácticamente el mismo en los tres.

Twizy, diviértete a diario (uno de los slogans de Renault)
Llega el momento de tomar contacto con el Twizy, entramos al concesionario y no lo vemos; está “escondido” detrás de un Scenic. Lo primero que llama la atención es su tamaño, es muy “recogido” poco más de 2,30 de longitud por 1,24 de anchura; y una altura que no llega al metro y medio.

La prueba la realizamos dos personas de una envergadura importante, aproximadamente 1,90 mt. y 100 kg cada uno. El asiento delantero se desplaza longitudinalmente, para permitir el acceso al asiento trasero, y una vez sentado el pasajero, el conductor puede deslizar de nuevo el asiento hacia atrás.
La posición de conducción es correcta, el asiento es firme y el espacio es suficiente, aunque dependiendo de nuestra talla, el pasajero estará más o menos desahogado.
La unidad probada disponía de las puertas (opcionales en toda la gama), con apertura en vertical pero que no disponen de ventanillas; permiten tener una cierta sensación de seguridad a la hora de circular, aunque no estás totalmente protegido de las inclemencias del tiempo.

El conductor dispone de un doble cinturón de seguridad, y se encuentra con un volante muy “de la casa”, tras el que está el display digital con la información básica (estado de la batería, velocidad, posición del cambio, económetro, reloj horario, …)
A la derecha del volante se encuentra el contacto, y a la izquierda los pulsadores del cambio automático, con tres opciones D (drive), N (neutral) y R (reverse). Bajo el lateral izquierdo del salpicadero se encuentra el freno de mano.

Una vez puesto en marcha, como todo vehículo eléctrico, no hay ningún ruido que nos lo indique, solamente el indicador “GO” en el display.

Nos ponemos en marcha, y lo primero que llama la atención es la firmeza de sus suspensiones, transmite bastante sensación de estabilidad (y porque no decirlo, también transmite algún que otro bache).
Las aceleraciones son aceptables, dentro lógicamente de lo que cabe esperar de un vehículo con una velocidad máxima de 80 Km/h.

Durante nuestra prueba, recorrimos un tramo de autovía, para después realizar un recorrido urbano; en total unos 20 kms en los que el indicador de batería solo bajo entre una y dos barras (de un total de diez), lo que se acerca a la autonomía anunciada por Renault de entre 80 y 100 Km según condiciones (se puede ver bastante reducida si hacemos una conducción “agresiva”).
Lo primero que hace el Twizy es dibujar una sonrisa en la cara, no solo de quien lo conduce, si no de la mayoría de conductores y viandantes. Es un coche “simpático”, y que llama mucho la atención debido a su aspecto y novedad. El Twizy deja indiferente a muy pocas personas, tendrás que dejar de lado la timidez cuando te pongas al volante, ya que serás el centro de todas las miradas.

Ágil en ciudad y suficiente en autovía.
El Twizy se desenvuelve con gran soltura en recorridos urbanos, tiene una maniobrabilidad asombrosa a pesar de no disponer de ninguna ayuda para la conducción (no tiene servofreno, ni dirección asistida, ni ABS) y cuando nos adentramos en vías rápidas, se mueve con facilidad entre 60 y 80 Km/h suficientes para cumplir con su cometido.
Su centro de gravedad es bajo, con una distancia al suelo muy ajustada, y ayudado por la situación de la batería de iones de litio que se encuentra en el piso bajo los ocupantes.
Su comportamiento es bastante neutro, teniendo en cuenta las condiciones en que se efectuaron la prueba; aunque lógicamente por su configuración, debe tener un carácter ligeramente subvirador.

Como decíamos, su hábitat natural es la ciudad, muy ágil y con suficiente autonomía para la mayoría de nuestras ciudades, es una alternativa clara para aquellos usuarios que no se ven subidos en una moto. Tiene una ventaja principal sobre estas, y es que no necesitas ser especialmente hábil para manejarlo (del Twizy no te caes); aunque debido a su configuración, en condiciones climatológicas adversas también debes ir convenientemente equipado (ropa de abrigo o de lluvia).
En cuanto a los recorridos por vía rápida, como decíamos, permite realizarlos con garantías y seguridad suficientes. En este caso puede ser una opción para quien vive en una “ciudad dormitorio” y se tiene que trasladar a una capital. En este caso, será importante la conciencia “eléctrica” de nuestro lugar de destino, ya que si tenemos la opción de dejar el coche en carga, veremos aumentada su autonomía. Algunos centros comerciales, aparcamientos, hoteles o ayuntamientos, ya han creado aparcamientos específicos para la recarga de estos vehículos (en algunos casos de forma gratuita).


Un vehículo con peculiaridades
Para terminar, nos gustaría reseñar algunos aspectos interesantes del Twizy:
La carga completa de sus baterías se realiza en tres horas y media. Durante la conducción también hay recarga de las baterías en deceleración, que se muestra en el display.
Cuando la carga se aproxima al 10% el Twizy nos avisa mediante alerta sonora e indicador luminoso; cuando la carga está llegando al 5% la alerta sonora se vuelve contínua, y las prestaciones se reducen, para evitar que nos quedemos “tirados”.

Otro avisador acústico, se encuentra en el mando de luces, y permite en entornos urbanos emitir un zumbido de alerta para los peatones, que no es tan fuerte como el claxon.
Dispone de dos guanteras con tapa en el salpicadero, y de un cofre con llave tras el asiento trasero; además Renault ofrece una bolsa de unos 50 lt. de capacidad para acoplar en el asiento trasero y utilizar fuera del Twizy a modo de bolsa de deporte.

Otras opciones son el techo panorámico, las llantas de aleación o el manos libres.

En cuanto a precios, teniendo en cuenta las ayudas para este tipo de vehículo, con los correspondientes descuentos partimos desde los 4.900 Eur del Twizy Urban 45 hasta los 5.900 del Twizy Technic; dependiendo de equipamiento y ayudas gubernamentales.
Hay que tener en cuenta que las baterías pertenecen a Renault, y al comprar el Twizy, se realiza un contrato de alquiler con un coste entre 50 y 60 Eur/mes dependiendo del kilometraje estimado a recorrer.

Un nuevo concepto de vehículo que sin duda encontrará un hueco en un mercado competido en el que la innovación suele sacar ventaja. Renault ha apostado por ello, y esperamos realizar proximamente el contacto con su nuevo vehículo 100% eléctrico, el Renault Zoe.

DE INTERÉS

Galería fotográfica completa en el apartado “Reuniones, encuentros y varios” de www.rafa505.es

AGRADECIMIENTOS

Auto Talleres La Vega, S.L.
Concesionario oficial Renault
Av. Juan Carlos I nº 3 y 9
29700 Vélez Málaga
Teléfono 952502000

Tasa tu coche ahora . ¡Es gratis y sin compromisos!

Sobre RafaSanchez

Fotógrafo y redactor

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies