Publicidad

Pirelli suministra los compuestos “Blando y Superblando”, para el GP de Singapur 2012 este fin de semana

El P Zero amarillo blando y el rojo superblando son los dos compuestos seleccionados para el circuito Marina Bay de Singapur, la única carrera nocturna del año; un hecho que produce circunstancias inusuales, como que el paddock de la Fórmula Uno sigue viviendo en horario europeo (debido a que las tandas tienen lugar seis horas más tarde de lo habitual) y las temperaturas ambientales y en pista tienden a caer, al contrario de lo que sucede habitualmente durante los fines de semana de Gran Premio.

Una de las constantes es la humedad, que se mantiene entre el 75% y el 90% en este circuito urbano, en el que la tracción juega un papel vital, ya que es el segundo trazado con más curvas de la temporada (23). El asfalto tiende a estar bacheado y deslizante, y el nivel de agarre se ve comprometido por el mobiliario urbano, como las tapas de las alcantarillas o las líneas de los pasos de cebra. Aun así, los coches logran generar hasta 4,3G en frenado.

Con 61 vueltas de 5,073 kilómetros cada una, en sentido contrario a las agujas del reloj, la carrera tiende a alargarse hasta las dos horas de duración; un hecho que se suma a la humedad, el calor y a los baches constantes, transformando ésta en una prueba muy física para los pilotos, los vehículos y los neumáticos. En la secuencia inicial de curvas, hay un doble cambio de dirección que es especialmente duro para las cubiertas.

El piloto tiende a frenar lo más tarde posible, girando y decelerando al mismo tiempo, sometiendo a los neumáticos a fuerzas longitudinales y laterales al mismo tiempo. Sin embargo, la integridad de la estructura garantiza al piloto una óptima precisión y un perfecto agarre a la trazada, algo vital en un circuito estrecho como éste, dónde los errores se pagan.

f1

©Pirelli F1

 

 

EL DIRECTOR DE PIRELLI MOTORSPORT COMENTA:

Paul Hembery, ha comentado: “Personalmente hablando, me encanta el Gran Premio de Singapur: es increíble que se celebre de noche, con una gran atmósfera y un reto fantástico para nuestros neumáticos. Debido a las circunstancias inusuales en las que se corre, bajo la luz de casi 1000 farolas, los equipos y pilotos deben trabajar duro en las estrategias – ya que las condiciones de pista y su evolución a lo largo del fin de semana son ligeramente diferentes a las que se encuentran en el resto de Grandes Premios, que se celebran durante el día. Un factor que a buen seguro jugará un papel importante es el safety car, que ha aparecido en todos los Grandes Premios desde 2008. Eso implica que las estrategias deben ser flexibles y efectivas para poder sacar provecho de cualquier neutralización potencial. Aunque la humedad se mantiene constantemente alta, aún no ha llovido en un Gran Premio de Singapur y no esperamos que lo haga tampoco este año, por lo que los dos slick seleccionados para esta prueba podrían ofrecer su máximo rendimiento aquí. La carrera del pasado año la ganó Sebastian Vettel con una estrategia a tres paradas, pero Lewis Hamilton finalizó quinto tras parar en cuatro ocasiones y con un drive trough de penalización. La velocidad media no es muy elevada, por lo que la degradación no debería ser un problema si se controla el excesivo giro del neumático en la salida de las curvas lentas, que puede sobrecalentar las cubiertas.”

 

EL HOMBRE TRAS EL VOLANTE:

Heikki Kovalainen (Caterham), ha comentado: “Singapur es una carrera muy fría. Un sitio estupendo para celebrar una carrera e increíble para los aficionados el poder ver a los coches circulando por las calles de noche. Dentro del habitáculo no hay diferencia con respecto a cualquier otra carrera urbana: las luces son tan buenas que no tenemos problemas de visibilidad, pero hemos visto imágenes de TV del circuito desde arriba y algunos planos cenitales desde los helicópteros, con todo el trazado iluminado, ¡y se ve bastante hardcore!

Desde un punto de vista técnico, una de las claves del set-up en Singapur es encontrar una buena estabilidad en frenado y la máxima tracción. Es un circuito de downforce elevado, muy duro con las temperaturas de frenado y bastante bacheado, especialmente en los giros 13 y 14, incluso tras el reasfaltado de 2010. Corremos con el compuesto blando y el superblando, al igual que en Mónaco, y aunque hará más calor en Singapur de lo que hizo en Montecarlo, parece que podemos esperar una degradación similar. La gestión de los neumáticos ha sido una de las claves de este año, y creo que unas temperaturas más elevadas y la naturaleza de este circuito nos pueden beneficiar, como lo hizo en Mónaco. Esperamos hacerlo tan bien en Singapur como lo hicimos en mayo.”

 

EL PILOTO DE PRUEBAS DE PIRELLI COMENTA:

Jaime Alguersuari, ha comentado: “Singapur genera una alta degradación térmica debido a las altas temperaturas, pero el fenómeno que todo el mundo nota más es la humedad, que es uno de los motivos que hacen de ésta una carrera muy dura para los pilotos. Los compuestos blando y superblando seleccionados son una buena opción para este circuito: es agradable volver a los compuestos más blandos tras estas últimas carreras con los duros, recuperando las prestaciones. La sensación en Singapur es muy similar a la de Montecarlo, pero más divertida, porque hay muchas oportunidades de adelantamiento. Sin embargo, no creo que sea posible una estrategia a una parada, como en Mónaco: creo que veremos al menos dos. Una vez dicho ésto, el nivel de degradación actual es bajo, debido a que no hay mucha energía atravesando el neumático, ya que a pesar del número de giros, son todos lentos.”

 

NOTAS TÉCNICAS Y OPCIONES DE NEUMÁTICOS

– Los coches inician el Gran Premio de Singapur con la mayor carga de combustible del año, lo que afecta al nivel de desgaste, al inicio de carrera en particular. Además de ser una prueba larga, el consumo de combustible por kilómetro es uno de los más elevados del año, debido a la naturaleza start-stop del circuito. Casi media vuelta se recorre a máxima aceleración, aunque con muchas áreas de frenado.

– Uno de los giros más duros del circuito es el Singapur Sling, que llega tras la recta más larga de la vuelta. Aunque no se trata del más rápido, los pilotos usan los pianos para alcanzar más velocidad, y los neumáticos impactan contra los pianos a 130km/h.

– Un factor importante que afecta a la estrategia de carrera es el tiempo necesario para hacer un pit stop. Singapur es uno de los circuitos con un número más elevado de pit stops del año, debido a un límite de velocidad inferior en la línea de pit stop (60 km/h) y a un pit lane de 404 metros.

 

Especial Seguimiento Facebook MotoGP Fórmula 1

Tasa tu coche ahora . ¡Es gratis y sin compromisos!

Sobre Redaccion

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies