Publicidad

10 consejos para ahorrar combustible y evitar en la medida de lo posible el paso por la gasolinera

Muchas veces pensamos sólo que los carburantes, diesel o gasoil, no hacen más que subir en las gasolineras; otros pensamos que el comprarse coches que consuman poco van a solucionar todos nuestros problemas; pero alguno -esperemos que sí- se ha preguntado que debo hacer para ahorrar unos euros cada vez que voy a llenar el depósito de combustible: la respuesta es clara, tardar más en ir y por lo tanto que nuestro depósito nos dure lo máximo posible. Por lo tanto hagamos lo que hagamos la idea básica se reduce en hacer más kilómetros con el depósito de nuestro coche y que nuestro consumo se vea reducido lo máximo, más allá de si nuestro coche consumo poco o mucho.

Ahorro combustible

©G&S

Aquí os dejamos unos consejos básicos para que vuestras visitas a la gasolinera sean cada vez cada más tiempo realizados por Autocasion y por MotorVSMotor.-

1.- Deja los nervios y el mal humor en casa. Aunque no te des cuenta, conducir crispado hará que seas más brusco en tus maniobras y menos generoso con las demás personas que van al volante. Una conducción tranquila y sosegada es básica para no excederte en el gasto de carburante.

2.- Sal de casa diez minutos antes. Ir con prisas al lugar de trabajo o cualquier otro destino es uno de los motivos que más disparan el gasto de combustible. Sal con margen de sobra hacia donde tengas que dirigirte.

3.- Emplea el calzado adecuado para conducir. Presta atención al calzado que sueles llevar cuando te pones al volante. Botas de trekking o zapatos de tacón harán que pierdas sensibilidad en el pie y pises el acelerador más de lo necesario.

4.- No pretendas aparcar en la puerta. Empeñarte en dejar el coche lo más cerca posible de tu destino conlleva dar vueltas durante varios minutos hasta encontrar un hueco. Evalúa la posibilidad de dejar tu vehículo en un parking, el coste puede ser menor.

5.- Mantén tu coche en buen estado. Esto implica mantener el nivel de aceite adecuado y las presiones de los neumáticos correctas, pero también tener limpio el filtro del aire y revisada la inyección. Aunque no lo parezca, estos detalles pueden multiplicar por dos el consumo.

6.- Trata de hacer una conducción ecológica lo más posible. Esto se traduce en consejos básico como usar marchar largas, no acelerar de golpe en exceso, usar las inercias que nos ofrece la carretera, si vamos a llegar a una curva dejar de acelerar un rato antes y tener que tocar el freno lo menos posible,…

7.- No llevar baca o portaequipajes sino lo vamos a utilizar. Los fabricantes se afanan en conseguir que el vehículo ofrezca la menor resistencia al aire , así que si nosotros le ponemos más impedimentos, esto hará que el consumo suba, por lo tanto será bueno eliminar estas barreras si no estamos usándolas.

8.- Llevar en el maletero cosas imprescindibles. El llevar bultos y por lo tanto peso inecesario es síntoma de gastar más, de ahí que si nos movemos con bultos que no son necesarios estos nos crearán un mayor peso y por lo tanto un mayor consumo, de ahí que tengamos que llevar aquello que consideremos necesario y lo que no lo sea dejarlo en casa.

9.- Distribuir bien la carga. El coche esta pensado para ser conducido por diferentes trazados, pero si le ponemos impedimentos y los bultos-personas que llevamos se situan sólo en sitios focalizados, esto supondrá un mayor desgaste en esa zona y por lo tanto un mayor consumo al tener los pesos mal repartidos, de ahí que sea conveniente distribuir la carga y las personas pensando que tenemos cuatro puntos de apoyo no dos. Por cierto los bultos, como son menester, en el maletero o en la baca -si procede.

10.- Usar coherentemente el climatizador o aire acondicionado. Estar climatizados en el vehículo supone un gasto, eso es claro, pero podemos usar convenientemente dicho climatizador para que ello no suponga un alto coste. El mantener el habitáculo en épocas de calor a 22º ó 23º es lo oportuno en épocas de calor exterior de 30º, puesto que de tener inferior temperatura, esta nos supondrá que el climatizador funcione casi sin descanso y de ahí el mayor consumo, por cierto el tener una temperatura inferior nos puede suponer a la salida del vehículo que nos dé un golpe de calor porque el cuerpo al estar acostumbrado a una temperatura, esta si difiere mucho con la de la calle, nos puede inducir a este posible golpe de calor. De la misma manera cuando tengamos frío en la calle, 10º aprox, en el habitáculo será conveniente tener entorno a 20º , puesto que si subimos de dicha temperatura, el coche requerira más consumo para adaptarse a estas posibilidades. Al igual que con calor una excesiva temperatura nos puede provocar malestar físico a la salida del vehículo, por lo que debemos de tener cuidado con subir o bajar en exceso el climatizador.

Tasa tu coche ahora . ¡Es gratis y sin compromisos!

Sobre José González Mayoral

Redactor Jefe – en
MotorVSMotor

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies