Publicidad

Prueba SsangYong Rodius 2013, un vehículo familiar de grandes dimensiones

Hace escasos días probamos el nuevo SsangYong Rodius 2013, un vehículo familiar que destaca por sus grandes dimensiones (largo 5’1 m; ancho 1’6 m; alto 1’8 m). En esta segunda generación, el monovolumen surcoreano recibe una renovación estética; de este modo, el Rodius se actualiza pero, pese a que ofrece una imagen más moderna, conserva la fórmula de su éxito: mucho espacio y precio asequible.

El punto fuerte de este modelo, como decimos, es la amplia modularidad y espacio para transportar tanto pasajeros como carga. Con una configuración 2+2+3, los asientos son muy confortables y ofrecen espacio de sobra para cabeza, hombros y rodillas. La posición de conducción es elevada, lo que nos aporta mayor comodidad y visibilidad a la hora de rodar, sobre todo en ciudad.

Prueba SsangYoung Rodius 2013

©MotorVSMotor

Además, el maletero es líder en su sector, ofrece una capacidad de 875 litros –con todos los asientos disponibles-, que crece hasta los 3.146 litros si abatimos la segunda fila y retiramos la tercera.

En este caso, nuestra unidad de pruebas monta un motor diésel 2.0 e-XDi de 155 caballos asociado a una caja de cambios manual de seis velocidades muy suave, en la que el paso de una marcha a otra es casi imperceptible.

Prueba SsangYoung Rodius 2013

©MotorVSMotor

El Rodius es un modelo familiar que ofrece una conducción tranquila y segura pero, pese a que el propulsor se ve obligado a mover 2.000 kg de peso con una potencia discreta, éste no se queda corto y gana velocidad fácilmente, incluso subiendo el Puerto de Navacerrada y llevando a cabo adelantamientos en él.

La circulación por ciudad se complica un poco como consecuencia de sus grandes medidas. A la hora de callejear, tenemos que estar muy atentos porque la anchura del Rodius es bastante notable. Encontrar un sitio donde aparcarlo no es fácil, en cambio las maniobras sí, gracias a la cámara de visión trasera.

Prueba SsangYoung Rodius 2013

©MotorVSMotor

En cuanto al consumo, en nuestra prueba hemos obtenido una media de 9,5 litros a los 100 kilómetros, una cifra razonable si tenemos en cuenta, además del peso, que nos hemos movido por autovía, puerto y carretera convencional.

Como conclusión, el SsangYong Rodius nos ha parecido un modelo adecuado a quienes, por motivos familiares o profesionales, necesiten un gran maletero, ya sea para transportar pasajeros o carga. Aquellos que busquen un coche grande, con un precio acorde a su terminación, pueden incluir este monovolumen entre sus posibles opciones de compra.

Prueba SsangYoung Rodius 2013

©MotorVSMotor

DE INTERÉS

Toda la información del vehículo en la web de la marca: Pincha aquí

Tasa tu coche ahora . ¡Es gratis y sin compromisos!

Sobre Natacha Alfageme

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.