Publicidad

7 consejos para que la conducción en verano no nos quite lo bonito que llega a ser el conducir

Se acerca la época con las temperaturas más altas del año y en la que los termómetros a veces superan los 40 grados. Y también la época en la que realizamos los viajes más largos con nuestro coche debido a los desplazamientos por vacaciones. Sixt, uno de los rent a car más importante en España, ha elaborado un decálogo basado en la experiencia adquirida en el día a día a través del contacto cercano con clientes que alquilan en épocas estivales.

Alfa Romeo 4C

©Alfa Romeo

1. Mantente hidratado. Lleva contigo siempre una botella de agua. Es importante no deshidratarse puesto que el 65% de nuestro cuerpo en agua. Además, la falta de agua puede acarrear una merma considerable de nuestra concentración al volante.

2. Utiliza el aire acondicionado. Ahorrar combustible no debe ser prioritario a la hora de un desplazamiento largo, nuestro confort también es importante y más si va en detrimento de nuestra seguridad. En muchos vehículos, estos van equipados con climatizador; selecciona la temperatura que consideres adecuada y conduce relajado.

3. Dirige el aire acondicionado hacia las extremidades, especialmente hacia las manos. Está demostrado que nuestro cuerpo se refrigera mejor si enfriamos manos, pies y cara de forma directa.

4. Evita conducir a las horas de máximo calor. Organiza la salida del viaje a primera  hora de la mañana. Además, también te beneficiarás de un tráfico más fluido.

5. Si conduces un descapotable evita utilizarlo con el techo abierto en las horas en las que el sol “pega” más de plano. Descapótalo mejor en la primera hora de la mañana o de tarde/noche. Busca los horarios con las temperaturas más agradables y disfrutarás más del paseo. En las horas de máximo calor, pon el techo y conecta el aire acondicionado.

6. Si el calor es tan extremo que parece que el aire acondicionado no puede con el calor exterior, cierra el circuito del aire acondicionado para que se reutilice y enfríe de nuevo el aire del interior del vehículo.

7. Cuando pares para tomarte un descanso, procura aparcar debajo de una sombra. Los parasoles reflectantes son aislantes que también ayudan en caso de que no encontremos una sombra bajo la que aparcar el vehículo. También puedes poner en marcha el vehículo, conectar el aire acondicionado y esperar fuera unos minutos hasta que baje la temperatura del interior.

Tasa tu coche ahora . ¡Es gratis y sin compromisos!

Sobre José González Mayoral

Redactor Jefe - en MotorVSMotor

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies