Publicidad

Autorescate 4×4 hace del ASR Marathon 4×4 una prueba de éxito. Los Ángeles de San Rafael 27/02/10

Autorescate 4×4 nos ha traído a España una especialidad de Todoterreno Extremo que, si bien en Inglaterra y otros países es habitual, aquí nunca se había llevado a cabo. Simpática, entretenida y apta para todo el mundo, son algunas de sus características.

El ASR Marathon 4×4 se celebró dentro del impresionante monte que rodea la popular urbanización segoviana de Los Ángeles de San Rafael, situada en el termino municipal de El Espinar, viene a aportar un soplo de aire fresco al en ocasiones limitado mundo de la competición 4×4. El sistema es más simple de lo que parece, y permite que el nivel de dificultad lo decida el participante.

El circuito tenía una extensión de cerca de 30 hectáreas y estaba formado por tres zonas distintas, correspondientes a los colores Amarillo, Rojo y Azul. A lo largo de esas tres zonas había un total de 140 balizas puntuables que servían para que los equipos localizasen la pinza de validación, identificada mediante un banderín de color con un número en su interior, que debía estar en un radio de 10 metros alrededor de la baliza. Hasta aquí bastante fácil, la cuestión se complica si nos fijamos en que lo que se trata de conseguir es que los equipos acerquen los coches a las pinzas de validación (que están sujetas por una cuerda de una extensión determinada) para “fichar” en las tarjetas de control que llevan colgadas de sus retrovisores.

El objetivo era localizar y acceder al mayor número de balizas posible para sumar puntos, dentro del tiempo establecido (7 horas, desde las 10 de la mañana hasta las 5 de la tarde). Como “detalle” adicional, a las tarjetas de control Amarillas, Rojas y Azules que iban fijadas en el lado izquierdo del vehículo, se añadía una tarjeta de control blanca situada en el lado derecho, que como ya empezareis a suponer, era porque en algunas balizas, además de tener el banderín de color, tenían también el blanco, lo que obligaba al equipo a acercar el coche al banderín primero marcha adelante y después marcha atrás.

Con dos categorías establecidas (vehículos con ruedas hasta 36″ y superiores a 36″), estaba autorizado el uso de planchas, escaleras, gatos, cabrestantes y cualquier elemento que permitiese al vehículo acceder hasta la pinza de validación. Podían bajar del vehículo tanto el piloto como el copiloto para reconocer la zona, e incluso intercambiarse sus funciones a lo largo de la prueba. También se permitía la ayuda entre equipos, que podían prestarse herramientas, material y cualquier tipo de ayuda, y de hecho si un rescate se hacía delante de alguno de los jueces para que diese fe, sumaba 50 puntos al equipo rescatador a la vez que se los restaba al equipo rescatado.

Con 7 horas por delante y muchísimo terreno donde “trabajar”, los participantes se fueron dispersando a la búsqueda de balizas siguiendo cada cual muy diferentes criterios, y es que es precisamente esta una de las principales características de este tipo de prueba, que el participante se complica la vida solo hasta el punto que quiere, de esta manera, los coches menos preparados y/o los equipos cuya estrategia era picar en el mayor número de banderines, se fueron a buscar balizas a las que acercar el coche no supusiese demasiada dificultad. Otros, sin embargo -especialmente los coches más preparados- se “lanzaron” a por aquellas balizas de más difícil acceso y que, evidentemente proporcionaban más puntos. Ir “a saco” de principio a fin, o parar para tomarse el bocadillo tranquilamente, son filosofías que encajan perfectamente en este tipo de prueba, donde más importante que ganar al resto de rivales, es poner a prueba nuestra capacidad y la de nuestro vehículo, trabajando en cada baliza lo que nuestro cuerpo nos pida y el coche aguante.

Si bien la diversión está asegurada al 100% para todos y cada uno de los participantes, pues son ellos los que deciden como quieren que sea “su” prueba, para el público la acción se encuentra en los puntos de más difícil acceso donde los equipos más preparados despliegan todas sus capacidades e implementos para poder acercar el vehículo a sitios que en ocasiones son extremadamente difíciles y dignos del más salvaje trial extremo. Lo anterior lleva a que en ocasiones los coches pasen verdadero apuros para poder superar un punto, como le ocurrió al equipo de Autoextrem, que sufrió un espectacular vuelco que aconsejó evacuar al hospital a uno de sus ocupantes que por suerte y finalmente no sufrió ningún daño. También tuvo que abandonar por avería el equipo Aquazul y otra pena fue el hecho de que no llegaran a tomar la salida seis de los coches inscritos por averías producidas antes de llegar al parque cerrado.

Desgraciadamente el día no acompañó lo más mínimo, y la alerta naranja por vientos de más de 100 km/h se cumplió a rajatabla, haciendo el trabajo realmente duro tanto a los equipos como, especialmente, a los miembros de la organización, … (Ver más)

CLASIFICACIÓN

+36”
1º – CMA Land Rover Defender
2º – AL LIMITE Nissan Patrol
3º – HERGO AUTO Nissan Patrol

Hasta 36”
1º – ZORRO 4X4 Land Rover Defender
2º – TMX Nissan Patrol GR
3º – EKOLAN Prototipo

Fuente y fotos:Mar Loeches > 4x4digital.com

Ver galería fotografíca 4x4digital.com: Pincha aquí

Tasa tu coche ahora . ¡Es gratis y sin compromisos!

Sobre José González Mayoral

Redactor Jefe – en
MotorVSMotor

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información. ACEPTAR

Aviso de cookies